En nuestra web utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Consulta nuestra Política de Cookies en la nota legal si necesitas más información.

  • Consejos de conducción

    Conducción

    ecológica

    green-driving

    Una buena aerodinámica es crucial para ayudar a un vehículo a desplazarse con la menor resistencia. Por ello nuestros vehículos y accesorios son sometidos a intensas pruebas en un túnel de viento con el fin de asegurar el mejor resultado aerodinámico posible. En nuestros vehículos se produce una verdadera sinergia entre la dinámica y el desempeño ambiental, lo que nos ayudará a abrir el camino hacia un nuevo futuro del automóvil.

    Conducir de una manera responsable con el medio ambiente no sólo es lo correcto, sino que es también un ahorro, porque un coche que utiliza menos combustible beneficia a su entorno y a su propietario. Podemos ayudarte a conducir de manera ecológica, simplemente visita esta sección para aprender cómo se hace.

    AERODINÁMICA

    Acariciado por el viento

    Nuestros automóviles y accesorios están diseñados con la mejor aerodinámica para oponer la menor interferencia posible al viento. Todos nuestros modelos son ampliamente probados en un túnel de viento para dar forma a la aerodinámica del coche. Bajo la guía del jefe de diseño Masaki Matsuhara, nos hemos asegurado que todas las partes de un automóvil sean funcionales y modeladas por el viento. Esto se aplica igualmente a casi todos los accesorios que están diseñados por las mismas personas que han desarrollado el coche y se fabrican de tal manera que tengan la mejor resistencia posible al viento. Todos los accesorios Mitsubishi son muy fáciles de quitar o desconectar.

    OTRA FORMA DE CONDUCIR

    Respeto al medio ambiente

    Un medio ambiente limpio es algo que podemos ayudar a mantener, teniendo en cuenta los siguientes consejos de conducción ecológica.

    1. Cambia de marcha entre 2000 y 25000 rpm. Si tienes una caja de cambios automática, trata de evitar el uso del modo "sport" y las aceleraciones bruscas.
    2. Cuando veas que el semáforo se ha puesto en rojo, levanta el pie del acelerador hasta que el coche pare.
    3. Conduce a una velocidad constante en la marcha más alta posible. Esto supone un menor consumo de combustible sin dañar tu coche.
    4. Mide la presión de los neumáticos. Dependiendo del inflado de los mismos la resistencia a la rodadura puede ser mayor.
    5. Apaga el motor cuando estimes que tienes que esperar más de 1 minuto, por ejemplo, en un atasco. Puedes ahorrar hasta 0,5 litros de combustible cada hora.
    6. Cambia el aceite y los filtros preferiblemente en tu Taller Autorizado, de acuerdo con las instrucciones del manual de servicio del vehículo.
    7. Usa el aire acondicionado sólo cuando sea necesario. Los estudios han demostrado que la utilización del aire acondicionado provoca un ligero aumento en el consumo de combustible (entre el 2 y el 10 por ciento).
    8. El ordenador de a bordo y el control de crucero puede ayudarte a cambiar de marcha en el momento adecuado y te proporcionan una velocidad constante.
    9. Más del 50% de la energía necesaria para mover un automóvil se gasta en superar la resistencia aerodinámica. Cuanto más rápido va el coche, más aumenta la resistencia aerodinámica y disminuye la economía del combustible. Por ejemplo, aumentar la velocidad de crucero de 100 kilómetros por hora a 120 km/h aumenta el consumo de combustible en aproximadamente un 20%. Reducir la velocidad de 100 km/h a 90 km/h mejora la economía de combustible en aproximadamente un 10%. Conducir a un ritmo constante ahorra combustible.
    18
  • servicios banner

    ¿QUIERES SABER MÁS SOBRE LOS SERVICIOS MITSUBISHI?

Contacta con un Concesionario