En nuestra web utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Consulta nuestra Política de Cookies en la nota legal si necesitas más información.

  • Consejos de conducción

    services-2-3
    Conducción

    segura

    Una conducción segura significa estar preparado para hacer frente a lo inesperado. Es posible que algunos de nuestros consejos te resulten sorprendentes. Por ejemplo: ¿sabes cual es la posición correcta para conducir? Si deseas obtener información útil acerca de cómo conducir con seguridad, visita esta sección.

    No hay nada más aterrador que una pérdida de control del vehículo. Por eso queremos ayudarte a entender lo que sucede cuando un coche entra en sobreviraje, o cuando empieza a hacer aquaplaning sobre el firme mojado, o cuando patina fuera de control en una superficie resbaladiza. Permítenos mostrarte de qué forma puedes recuperar el control.

    Posición correcta al volante 

    Mantener la comodidad y la seguridad  

    Conducir un automóvil de modo seguro y cómodo comienza buscando una posición de conducción correcta. Estar correctamente situado al volante te proporcionará el mejor control posible sobre el automóvil, y te mantendrá alerta y protegido en situaciones de emergencia. A continuación se indica cómo se obtiene la mejor posición de conducción: 

    1. El respaldo debe ajustarse de modo que los omóplatos descansen contra la parte trasera del asiento, la parte inferior de la espalda encaje en el mismo, y los glúteos queden firmemente encajados en la curva del asiento. No debe inclinarse el asiento hacia atrás, ya que dicha posición no recoge adecuadamente la espalda y puede causar lesiones cuando recorren grandes distancias.

    2. Hay que ajustar el asiento de modo que la cadera quede adecuadamente sujeta. La parte inferior debe mantenerse cerca de la parte trasera de las rodillas. Asegúrate de que el asiento está en una posición en la que las piernas quedan ligeramente flexionadas cuando se pisan los pedales contra el suelo.

    3. En todos los modelos de Mitsubishi el volante puede ajustarse en altura. Debe colocarse de tal manera que las muñecas queden directamente sobre la parte superior del volante cuando ambos brazos están estirados. Los brazos deben estar flexionados cuando se sostiene el volante en la posición de dos menos diez o tres menos cuarto. Asegúrate de que los pulgares apuntan hacia arriba y no quedan bloqueados en el interior del volante. Así se impide que se disloquen los pulgares en caso de alcance por detrás.

    4. Los reposacabezas actúan como elemento de retención en el caso de accidente. Deben ajustarse de modo que queden centrados en la base del cráneo, lo más cerca posible de la parte trasera de la cabeza. Los ajustes en los reposacabezas con importantes, ya que la posición adecuada puede impedir lesiones de tipo latigazo cervical (cuando la cabeza se lanza bruscamente hacia atrás debido a una colisión por detrás).

    Subviraje

    Trazado seguro de curvas en cualquier momento

    El subviraje es una situación en la que el automóvil tiende a trazar una curva más amplia de lo que indica la dirección de las ruedas delanteras, cuando derrapa sobre las ruedas delanteras. El sobreviraje es la situación en la que el automóvil realmente traza una curva más reducida de lo que indican las ruedas delanteras. La parte trasera del automóvil derrapa hacia delante, y puede incluso deslizar totalmente en torno al punto central del automóvil. Mitsubishi ha desarrollado varios sistemas de alta tecnología para impedir que se produzcan esas situaciones.

    ASTC evita subviraje y sobreviraje

    El conductor puede corregir el subviraje soltando suavemente el acelerador. Ello hará que el vehículo se desacelere, permitiendo que las ruedas delanteras recuperen tracción. Los conductores de Mitsubishi no necesitan enfrentarse a este problema en todos nuestros modelos porque disponen de un control de tracción y estabilidad activo (ASTC). Este sistema detecta automáticamente el derrapaje de las ruedas y responde inmediatamente reduciendo electrónicamente la potencia del motor, o incluso frenando la rueda en cuestión aplicando el freno correspondiente. El conductor ni siquiera se enterará de que el sistema está interviniendo, y puede continuar con seguridad su trayectoria.

    Tecnología S-AWC

    El subviraje y el sobreviraje son problemas que realmente no deben preocupar a los conductores de vehículos Mitsubishi equipados con tracción a las cuatro ruedas (All Wheel Control o AWC). El AWC es una filosofía de control dinámico de las cuatro ruedas, que utiliza al máximo el agarre de los cuatro neumáticos para garantizar las mejores características de agarre posibles en cualquier circunstancia. Mitsubishi ha desarrollado esta técnica tras muchos años de competición en rallies internacionales al máximo nivel. La versión más reciente del AWC es el Super All Wheel Control (S-AWC). Esta tecnología se ha incorporado al modelo más prestigioso del Mitsubishi, el Outlander PHEV. No es exagerado decir que no existe ningún rival para este sistema. Al igual que las versiones anteriores, el S-AWC puede adaptarse a condiciones de nieve, grava o asfalto con sólo pulsar un botón.

    Conducción en largas distancias

    Cómo permanecer alerta en tu automóvil 

    Cuando se conduce durante períodos prolongados de tiempo y se comienza a experimentar sensación de sueño, pueden ocurrir accidentes. A continuación encontrarás varios consejos para mantenerte despierto y alerta al volante.

    1. Cuando se conduce en largas distancias, recomendamos utilizar el control de velocidad de crucero con cuidado. El control de crucero tiene por objeto proporcionar una conducción económica y placentera, pero cuando se conduce en largas distancias tiene un efecto hipnótico. La capacidad del control de crucero de permanecer a la misma velocidad puede, transcurrido cierto tiempo, reducir la concentración del conductor. Cuando mantienes el control del automóvil tú mismo, permanecerás centrado y serás capaz de acelerar o reducir la velocidad inmediatamente, cuando sea necesario.

    2. En caso de que realices un recorrido de larga distancia, te sugerimos que no hagas comidas pesadas. Debes permanecer sentado inmóvil al volante durante un máximo de dos horas. La comida rápida puede contribuir a causar somnolencia. Además, los alimentos grasientos y pesados contribuirán al deseo de quedarte dormido. Es mejor consumir una comida ligera, como ensaladas y fruta, durante el viaje, para mantener la cabeza despejada.

    3. Especialmente en largas distancias, haz un número suficiente de paradas de descanso. En contra de lo que mucha gente cree, la conducción de larga distancia requiere frecuentes paradas para descansar: al menos una vez cada dos horas. La fatiga te puede superar rápidamente. Piensa en si te sientes incómodo, o en si notas molestias en los músculos del cuello, brazos y hombros. Ese es el modo en que tu cuerpo te indica que necesita descansar. Combina las pausas para ir al baño y para repostar, para en estaciones de servicio, camina, despeja la mente y come algo. Si estás realmente cansado, haz una pequeña siesta. No aparques nunca en la parte alejada de un área de descanso; aparca cerca de otro automóvil o camión.
    4. Escucha música rápida y rítmica. A no ser que el tema realmente te interese, los programas de tertulia de radio pueden reducir el nivel de alerta. Es mucho mejor escuchar música rítmica, especialmente algo que te haga desear cantar. 

  • servicios banner

Contacta con un Concesionario