Tecnología PHEV

PHEV se refiere a "Plug-in Hybrid Electric Vehicle". Esto significa que el Outlander PHEV es un vehículo eléctrico híbrido enchufable. Y tanto es así que no sólo cuenta con un motor eléctrico, sino que tiene dos, uno en cada eje. Y todo el sistema se complementa con un sofisticado motor de gasolina de 2,4 litros de ciclo Atkinson, de alta eficiencia. Una gran evolución que supone toda una revolución en la movilidad actual.
Outlander PHEV Tecnología híbrida enchufable

¿Qué es un vehículo eléctrico híbrido enchufable?

Un vehículo híbrido emplea un motor de gasolina y una batería interna como fuentes de alimentación principales, pero la batería solo se puede cargar con el vehículo en movimiento.

Un vehículo eléctrico se alimenta solo de la batería, que se puede cargar cómodamente en un enchufe.

Un vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV, por sus siglas en inglés) tiene un motor de gasolina y una batería que puede recargarse en un enchufe. No solo es práctico de cargar, sino también más versátil, ya que dispones de dos formas de energía armonizadas.

La tecnología del mañana, hoy

El motor de gasolina del Outlander PHEV te proporciona potencia convencional cuando la necesitas. Los dos motores eléctricos situados uno en cada eje ofrecen una conducción más silenciosa y económica. El Outlander PHEV es tan avanzado que alterna de forma imperceptible entre una forma de energía y la otra para ofrecer el rendimiento más eficiente.

Modos de conducción

¿Te preguntas si el Outlander PHEV es el coche perfecto para ti?

Observa cómo trabaja el sistema híbrido enchufable, con sus dos motores eléctricos y el motor de gasolina, en diferentes tipos de desplazamiento.

Frenada regenerativa

Carga la batería mientras conduces

Cuando el vehículo frena, se genera energía cinética de forma natural. El Outlander PHEV aprovecha esa energía para ayudarte a mantener la carga de la batería al nivel más alto. En otras palabras, el motor eléctrico utiliza el impulso del vehículo para recuperar una energía que de otra forma se perdería. Un selector de levas situado en el volante te permite controlar la cantidad de energía que se regenera. Elige uno de los seis niveles disponibles, en función de las condiciones de conducción. La otra ventaja de esta innovadora tecnología es que es más ecológica: usarás el motor de gasolina con menor frecuencia.

Prioridad al motor eléctrico

Control total al alcance de los dedos

Puedes seleccionar que el Outlander PHEV priorice modo eléctrico solamente utilizando el mando función EV. En esos momentos, además de ahorrar, el coche funcionará casi sin hacer ruido. Imagina que pudieras deslizarte por las calles de la ciudad o por la carreteras a primera hora de la mañana sin molestar a nadie.

Un SUV con reducidas emisiones de CO2

Bajas emisiones de CO2

Como el Outlander PHEV utiliza el motor eléctrico con mayor frecuencia, es mucho más ecológico, con muy bajas emisiones de CO2, de solo 40 g/km (NEDC) y 46 g/km (WLTP).
Para saber más sobre la experiencia de conducción del Outlander PHEV puedes consultar el catálogo.